28/8/12

Las ballenas no lloran (DH Lawrence)

Dicen que es frío el mar, pero contiene
la más ardiente sangre de todas, la más salvaje, la más urgente.

Todas las ballenas en las profundidades más amplias, arden,  mientras avanzan
una y otra vez, buceando por debajo de los icebergs.
¡Las ballenas francas, los cachalotes, las cabezas de martillo, las asesinas
resoplan, y resoplan, su ardiente aliento blanco fuera del mar!

Y se mecen, y mecen, a través de las sensuales edades eternas
en las profundidades de los siete mares,
y a través de la sal ruedan en ebrio deleite
y en los trópicos tiemblan de amor
y se retuercen con enorme, intenso deseo, como dioses.   

Entonces, el gran toro se enfrenta a su novia
en el lecho azul profundo del mar,
montaña contra montaña, en el entusiasmo de la vida:
y  desde el torbellino del océano interno de color rojo-sangre de la ballena
la larga punta se extiende fuerte, intensa, como una vorágine, y
viene a descansar
en el suave y salvaje embrague, en el cuerpo insondable de la ballena hembra.

25/5/12

Iman Mersal


Una celebración
El hilo de la historia cayó al piso, así que me agaché para buscarlo. Era una  de esas festividades patrióticas, y lo único que alcanzaba a ver eran zapatos importados y botas militares.
Una vez, sentada en el tren, una afgana quien nunca había estado en Afganistan, me dijo: “La victoria es posible”. ¿Es eso una profecía? Le quise preguntar, pero mi persa  se limitaba a lo que aprendí en los textos de la escuela, y ella me miró, mientras la escuchaba, como si estuviese buscando en un armario cuyo dueño fue consumido  en un incendio.
Supongamos que el pueblo llega en masa a la plaza. Supongamos que el pueblo no es una palabra  obscena  y que comprendemos el significado de la expresión “la masa”. Entonces díganme ¿cómo han aparecido todos esos perros de la policía acá? ¿quién los cubrió con las coloreadas máscaras del partido? Y más importante aun, ¿dónde está el hilo que separa las banderas de los paños menores, los himnos de los anatemas, a Dios de sus criaturas - aquellas que pagan impuestos para deambular por la tierra?
Celebración. Como si nunca hubiese pronunciado esa palabra. Como si saliese de un diccionario griego en el que los espartanos victoriosos retornan a sus hogares con sangre persa aun fresca en sus lanzas y sus escudos.
Puede que no haya existido ese tren, ni la profecía, ni la afgana sentada a mi lado por dos horas. En ocasiones, para matar el tiempo, Dios permite  que nuestra memoria se descarrile. Lo que puedo decir desde acá abajo, entre los zapatos y las botas militares, es que nunca sabré con certeza quién triunfó sobre quién.

23/5/12

Cristian Molina

ALGUNOS POEMAS DEL NIÑO C1

Peluches
Ahora que los heterosexuales
dejaron de reproducirse
nuestros hijos peluches
se quedarán sobre la mesita

Así de golpe
dejaron de ser
los que pedían dormir en nuestra cama

Sin embargo ahora
mientras nos miran de lejos
no nos acostumbramos a
unos hijos verdaderos

y como se sabe que no van a ser iguales
a ésos del rincón
que abandonamos apenas nos dieron la posibilidad
y aunque -o porque- insistan con que todos los hijos son iguales
querés traerlos a la cama
pero no, no y no
porque ya no es lo mismo
y retengo el impulso
antes de que rompas con el nuevo límite de realidad
y termines como Teresita
-o terminemos como Teresita-
la loca de la Terminal
acunando un juguete.

26 de julio de 2010

15/5/12

Nadia Prado


Tierra. El pájaro nada cerca y el pez vuela al fondo.
La distancia confunde las operaciones.
El viento hace aparecer algunas ramas.

Las amapolas cimbran
la pared blanca apenas sostiene el cielo
desde lejos la ciudad se posa en el agua
pájaros
aislados
dos pájaros o el mismo
quizá el mismo.

Cierro los ojos, si pudiera tocar tu rostro sería suficiente. He venido hasta acá para negarme la necesidad torpe de buscar. Un ángel en descomposición acompaña cojeando al tiempo, alguien como nosotros piensa que existe. Si el vacío dibujara desde siempre nuestros deseos la ausencia se arrojaría sobre las cosas.

En su ardiente anhelo se podría acortar la distancia a la que la distancia espera. Devueltos a la realidad la lluvia vuelve a suceder.

9/4/12

Christos Tsiamis






Lady Gaga / La estrella pop
Estiro la magia
hasta el otro lado
para hacerla real.
Y hago lo mismo al revés.
Camino en una cuerda floja
como una acróbata
no le temo al vacío.
Me fijo en tus ojos
mientras tejes allá abajo una red.
O como Cristo
en las agitadas olas de un lago.
No me hundiré en el olvido.
Pisaré siempre firme
En la espuma de tu memoria.

29/3/12

Sasja Janssen


Conjunto vacío
Sólo consigo mantener mi conjunto vacío
acopiando, claro que intento forjar el conjunto
de todos los conjuntos, es lo que me dicen
como si no supiera lo que es el vacío, me encanta la absolución
pero ya basta

Nadie quiere cambiarme por cero, pero me atengo a
las reglas, ¿podrían dejar que me ahogue cuando se me antoje?
Quiero estar entre los que se cambian
por una tarifa vacía, el sastre que se mide sus propios
trajes, un dentista que se extrae las muelas

Despoja cada día tu mente de los conjuntos
que penetran con sigilo en ella cual hormigas
no les falta razón, las hormigas
son así, sobre todo las empedernidas
pero con nada poco tiene que ver

22/3/12

Gabriela Bejerman


ya no quiero
ya no quiero
otro beso
de despedida
el dj dejó de tocar
el sol salió
allá en algún lugar
acá llueve sin cesar
ya no quiero
otra canción de amanecer nublado
otra salida hacia la melancholy beach
el dj subió al taxi con su enorme paquete de discos
una novia en cada puerto
para él tocar es posponer
todas las dudas, bailar
ya no quiero hacer un show de borracha
que llora en la pista
ya no estoy para sonrisas
para el vip
ya no quiero bajar la persiana
tener insomnio a las diez de la mañana
quiero un largo día de sol
escuchar a la gente
y olvidarme de mí

19/3/12

John Galán Casanova


A una transeúnte  
Esta tarde
de recio temporal.

La mujer
de blanco
que se apresura.

La falda
encumbrada
de nieve.

Su andar de geisha
en puntas
sobre el andén.

El bailoteo
de una bolsa
aparatosa en su mano.

Bajo el torrente
de paraguas,
anónimo, irrepetible,
sitiado por la lluvia,

su rostro
que nunca
veré.
(de Arbol Talado)



16/3/12

Laure Cambau






EL CUCHILLO EN EL ABRAZO*
1
Alli donde confluyen
Los sentidos con la lengua
Le pones calcetines a los árboles
Un bonete al sexo de las estatuas
Y cubres con palabras
Las mariposas del interior 


12/3/12

Virna Teixeira



ATLÁNTICO


tateiam no escuro sala vazia
na trama feroz do confronto

caem no palco, sobre linhas de moldura

a noite se dissipa em eclipse
um comboio atravessa a ponte


sondean en la oscuridad sala vacía
la trama feroz de la confrontación

en la escena caen, sobre líneas de moldura

la noche se disipa en eclipse
un tren atraviesa el puente


9/3/12

Costasinmar

1

Miro esas películas con De Niro joven
y resultan más demoledoras que cualquier espejo.

Me percato de las horas desperdiciadas,
de la obsesiva gordura,
de la calvicia incipiente.

De Niro pasó de ser Travis
a esos personajes de ocasión:
policía, amante, maestro;
papeles que solo requieren
leer adecuadamente las líneas.

3/3/12

Presentación de Poesía Reunida 2000 – 2011 de Homero Pumarol leída el 13 de enero en la puesta en circulación del libro


                                              Una Amistad Literaria


Por Frank Báez

1
Empezó a principios de la década pasada cuando una muchacha bonita y bien vestida se apareció con un librito de un joven poeta al taller literario que yo frecuentaba. Su presencia resultó llamativa, sobre todo por el hecho de que era mujer y de que muchos de los talleristas estaban más interesados en ligar que en compartir sus poemas. Ese era, por ejemplo, mi caso. Al igual que en casi todos los talleres, la dinámica consistía en recomendar los libros que cada quien estaba leyendo y en compartir las propias creaciones. Cuando a la muchacha bonita le tocó el turno, recomendó el librito del poeta joven y explicó que leería un poema que había causado revuelo en el medio intelectual dominicano. Esto no impresionó a ninguno de los talleristas. Todos los poetas creen que sus poemas han causado revuelo en el medio intelectual. Sin embargo, cuando ella empezó a leer, comprendí a lo que se refería. Desde el titulo del poema supe que este era un poeta distinto de los que acostumbraban a leer en los recitales de poesía y en los talleres literarios. No tenía nada que ver con la aburrida poesía del pensar que los talleristas copiaban descaradamente con la esperanza de sorprender a los jurados ochentistas y ganarse los certámenes literarios. De igual manera, no tenía nada que ver con Borges, Paz y Lezama Lima, que eran algo así como la sagrada trinidad para todos los talleristas. El poeta en cuestión tenía algo que no tenía ninguno de los talleristas: una voz. 

9/10/11

Daniela Camacho (Presencias reales: la poesía mexicana actual)



Revista Ping Pong: ¿Cuál fue tu primer contacto con la publicación: recitales, revistas, premios…?
Daniela Camacho: Fue hasta que llegué a vivir a la Ciudad de México. Mis primeros poemas se publicaron en revistas y periódicos del D.F. y Buenos Aires. Años después, luego de participar en algunos talleres literarios y recitales, publiqué mi primer libro junto a la poeta dominicana Ariadna Vásquez. Uno pequeño, a dos voces. Los premios, hasta ahora, no me interesan. Escribo poco y me es difícil reunir las 80 cuartillas que, generalmente, exigen las convocatorias a concursos. Además, vivo muy lejos de mi país, así que ni siquiera cumplo con el requisito de residencia.

8/10/11

Ismael Velázquez Juárez (Presencias reales: la poesía mexicana actual)





Revista Ping Pong: ¿Cuál fue tu primer contacto con la publicación: recitales, revistas, premios…?
Ismael Velázquez Juárez - He publicado en varias revistas, desde hace ya tiempo. Recitales, no. Según yo, la mayoría de los recitales funcionan muy bien para que la gente odie la poesía.

Revista Ping Pong: ¿Cuál es la imagen que piensas que se proyecta de la actual poesía en Hispanoamérica? ¿Consideras que se atiene a la realidad de la actual creación?  
Ismael Velázquez Juárez -Me gustaría mucho contestar esa pregunta, pero no pasa nada si no la contesto.

6/10/11

Mavi Robles-Castillo, Jhonnatan Curiel (Presencias reales: la poesía mexicana actual)



Revista Ping Pong ¿Cuál fue tu primer contacto con la publicación: recitales, revistas, premios…?  
MR-C: Fui niña precoz para la escritura, aprendí a los 4 años. Entré a la primaria de 5 años, ya sabía escribir y leer, entonces la maestra me sentaba con los niños que iban atrasados para ayudarlos. En la adolescencia, como es lógico, se volvió un acto compulsivo. Al entrar a la adultez me negaba como poeta pero seguía escribiendo poesía para el viento. Ahora no me interesa ninguna etiqueta porque sin la poesía no tengo NADA, absolutamente NADA y no es drama, mis amigos saben que soy todo menos drama. Es algo que digo de todo corazón. ¿Premios? Que lleguen si tienen  de llegar, no  me quita el sueño eso. Publico desde hace ya varios años, más de diez creo, tampoco llevo la cuenta…
JC: La primera vez que publiqué fue en 2006 en la edición de autor de un poemario que escribí entre los 15 y 16 años titulado Estival, lo pude realizar gracias al apoyo de una editorial independiente en Tijuana llamada Existir. Ya luego en 2008 la Facultad de Humanidades de la universidad donde estudié me apoyo para publicar otro poemario titulado Crónica de unos zapatos, el cual había sido premiado en un concurso. Al margen de las ediciones impresas, pienso que uno también publica cuando hace recitales, es decir, la oralidad es otra forma de difundir tu obra, y actualmente, hay poemas que se recuerdan más por el oído que por la lectura en una hoja de papel. En este sentido las publicaciones actuales, sobre todo de poetas jóvenes, también están ahora en soportes digitales, son herramientas que hay que aprovechar. Considero que tanto la noción del libro como la de publicar están entrando en otra etapa, no pueden ser pensadas bajo los mismos parámetros que antes. Hay mucho trabajo crítico por hacer para dejar en claro estas cuestiones.

4/10/11

Alejandro Tarrab (Presencias reales: la poesía mexicana actual)



Revista Ping Pong: ¿Cuál fue tu primer contacto con la publicación: recitales, revistas, premios…?
Alejandro Tarrab: Mientras trabajaba en el Fondo de Cultura Económica revisando contratos (cosa inusual porque no soy abogado y jamás he querido serlo), Tedi López Mills —poeta, ensayista y editora a la que admiro profundamente— aceptó publicar en La Gaceta del Fondo el primer adelanto de mi primer libro: Siete Cantáridas. Fue en 1998, en el número 330.

3/10/11

Victor Ibarra Calavera (Presencias reales: la poesía mexicana actual)



Revista Ping Pong ¿Cuál fue tu primer contacto con la publicación: recitales, revistas, premios…?  
Victor Ibarra Calavera -  La poesía, para mí, es, en un principio, un impulso vital: escuchar a los Sex Pistols, salir a las calles y mirar el cielo. Rayar las paredes, jugar fútbol. No creo que exista un primer acercamiento con la poesía a través de recitales o de premios: la poesía es una fuerza vital; un desprendimiento del lenguaje. Con esto quiero decir que no hay que detenernos a escribir, pero hay que escribir en todo momento. Lanzarnos al mundo, v.a.g.a.r. siempre.

30/9/11

David Meza (Presencias reales: la poesía mexicana actual)



Revista Ping Pong: ¿Cuál fue tu primer contacto con la publicación: recitales, revistas, premios…?
David Meza - Internet. Aunque también comencé leyendo para mis amigos.
Revista Ping Pong: ¿Cuál es la imagen que piensas que se proyecta de la actual poesía en Hispanoamérica? ¿Consideras que se atiene a la realidad de la actual creación? 
David Meza -Algo como poesía tercermundista. Algo interesante, pero que ya se ha hecho en otros lados. La realidad, es otra cosa. Hay mucho desconocimiento.

26/9/11

Karen Villeda (Presencias Reales: la poesía mexicana actual)



Revista Ping Pong: ¿Cuál fue tu primer contacto con la publicación: recitales, revistas, premios…?
Karen Villeda - Soy una ortodoxa: no me permito hablar de mis pininos sin antes mencionar mi encuentro con la Literatura. Ella me descubrió en el regazo de mi abuela Mayito y los mamotretos de Derecho de mi abuelo Memo. La música de fondo en la casa de mis abueletos (en el sentido de “amuletos”) era una mezcolanza entre Frank Sinatra, Los Panchos y Tchaikovsky. Siempre me hacía la enferma para no ir a la escuela y mamá, que en esa entonces trabajaba, me dejaba encargada con mi abueletos. Llegaba como a las siete de la mañana a la casa de los abueletos y los observaba hacer sus ejercicios matutinos. Mayito hacía pilates o yoga mientras Memo hacía bicicleta estática frente a un librero repleto de Agatha Christie y después caminaba en el jardín resguardado por cipreses. Se bañaban, desayunaban abundantemente y mi abueleto se iba a lo que él llamaba “cobrar”, trabajo que consistía en traerme nieves de limón y lápices de colores de la marca Blancanieves. Mi abueleta hacía la lista de la compra y planeaba la comida. Yo vivía pegada a sus faldas y esperaba a que se desocupara para que me contara un cuento o me platicara de sus viajes mientras me enseñaba los países de Europa del Este en el globo terráqueo. Mi abueleto llegaba como a la una o a las dos de la tarde con una nieve de limón para mí y las Patoaventuras (o Archie en su defecto). A veces, no estaba mi abuela o estaba muy ocupada. Entonces, mi tío Armando, solterón hasta los treinta, jugaba conmigo a que él era el cadete Jacinto y yo la Generala. Comíamos y yo ocupaba el lugar de mi tía Karen (de quién heredé el nombre y el desasosiego) en la mesa de la cocina.

21/9/11

Zazil Alaíde Collins (Presencias Reales: la poesía mexicana actual)


Revista Ping Pong: ¿Cuál fue tu primer contacto con la publicación: recitales, revistas, premios…?
Z.A.C.: El primer acercamiento tangible con la publicación fue a través de un programa de radio que conducía el escritor Héctor Anaya. No tenía televisión, así que el radio era un medio de esparcimiento, y adoraba ese programa en el que se leían y tallereaban textos… tenía unos 12 o 13 años. Quizá, en un ámbito más profesional, ubicaría un encuentro de poetas: Mujeres poetas en el país de las nubes, en el que participé a los 20 años; ahí leí para desconocidos y publiqué en una antología… Una experiencia peculiar y, por primera vez, fuera del ámbito intimista de las revistas escolares y las closeteras tertulias de café.

18/9/11

Mario Z Puglisi (Presencias reales: la poesía mexicana actual)



Revista Ping Pong ¿Cuál fue tu primer contacto con la publicación: recitales, revistas, premios…?   
Mario Z Puglisi: Pues primero comencé escribiendo por un acto de auténtica necesidad. Después vinieron las publicaciones en revistas literarias. Con el paso del tiempo y el trabajo arduo vino la depuración del estilo, el encuentro con una voz personal y la purificación poco a poco de la calidad; con ello vinieron las publicaciones de mis dos primeros libros en forma El Impulso de Tocarlo, editado en México y Capítulo Primero: Amanece Luz, editado en España. Los premios van llegando con la labor y la madurez de la obra. En todo este tiempo los recitales han sido importantes para encontrar el estilo propio y la fuerza de la respiración poética. 

16/9/11

Gerardo Grande (Presencias Reales: la poesía mexicana actual)



Revista Ping Pong: ¿Cuál fue tu primer contacto con la publicación: recitales, revistas, premios…?
Gerardo Grande - Cuando tenía 13 años entré a un taller de creación literaria que daban en el centro de la ciudad de México, muy cerca de Bellas Artes, pero la verdad que mi actividad era esporádica. Luego, a los 17 hice una revista junto a otros amigos, la revista se llamó El frente de amaranto, una revista que, a decir verdad no tuvo repercusión y no fue sino hasta los 18 cuando hice el fanzine de literatura y diseño “Nostalgia del Pájaro Vagabundo” ahí las publicaciones tuvieron efecto, esto coincidió con mi participación ya directa en La Red de los Poetas Salvajes, una red que daba un muestrario de poetas nacidos en 80’s y 90’s. Posteriormente hice el proyecto de intervenciones en espacios públicos “Proyecto Orquesta Eléctrica y Cartonera” que pretende ser un circuito de proyectos afines, además de intervenir espacios similares al mismo tiempo en diferentes estados, y países; eliminar las barreras geográficas y hacer que la poesía desborde el libro y salga a las calles. Así como publicar libros cartoneros/basureros.

12/9/11

Nancy Gallegos (Presencias Reales: la poesía mexicana actual)



Revista Ping Pong: ¿Cuál fue tu primer contacto con la publicación: recitales, revistas, premios…?
Nancy: Una antología de poesía joven que publicó el Instituto Cultural de Aguascalientes en 2001, llamada Primera tentación.

Revista Ping Pong: ¿Cuál es la imagen que piensas que se proyecta de la actual poesía en Hispanoamérica? ¿Consideras que se atiene a la realidad de la actual creación? 
Nancy: Creo que la poesía comienza a expandir su territorio más allá  de la palabra escrita; me refiero al acto poético, a las manifestaciones artísticas que parten de la poesía y culminan en acciones poéticas. Para mí esta experimentación se atiene tanto a la realidad de la actual creación como a las expresiones del arte contemporáneo, cosa que consolida la permanencia de la poesía dentro de la escena artística contemporánea.

10/9/11

Román Luján (Presencias Reales: la poesía mexicana actual)



Revista Ping Pong: ¿Cuál fue tu primer contacto con la publicación: recitales, revistas, premios…?
Román Luján – Comencé a escribir poesía a los dieciséis años, durante un viaje a Italia, y mi primer poema apareció en una revista a los diecinueve. Antes había publicado algunos cuentos, malísimos todos. Como a los veinte años, siendo estudiante de derecho y de un diplomado en creación literaria, comencé a coordinar talleres literarios en Querétaro, actividad que realicé por casi una década. Lo demás fue pura inercia. He ganado dos premios nacionales de poesía joven por mis libros Instrucciones para hacerse el valiente y Deshuesadero, respectivamente. Sin embargo, tengo la sensación de que Drâstel, mi último libro, es en realidad el primero. 

5/9/11

Diana Garza Islas (Presencias reales: la poesía mexicana actual)



Revista Ping Pong: ¿Cuál fue tu primer contacto con la publicación: recitales, revistas, premios…?
Diana Garza Islas - Primero un monstruito siouxie en una gaceta a los dieciséis. Después una serie de amorfidades pseudo-zen en una revista virtual y empecé a subir textos a un blog. Desde entonces esporádicamente algunas cosas con distintos pseudónimos en revistas de papel; este año apenas con mi nombre. Casi no he leído en público, siento que si sólo se escucha y no se ve al poema, no se percibe, veo también que a veces las lecturas son eventos para hacer presencia y prefiero no. Sobre los premios, algo que aunado a traumas previos infantiles en torno a la tinta verde y al ¿esto que dice mamá? esto no se puede decir, me llevó a desdeñar la vida social del escritor. Tenía diecinueve y alguien llegó a dar un taller; aunque descreía de esas cosas fui, me asediaban mis papeles. Primera sesión, un cuarto de hora por qué debíamos usar plumas de tinta roja de una marca específica, segunda sesión, media hora por qué escribir en cuadernos a cuadros te convierte automático en escritor profesional… a la quinta, el señor me confiesa que será jurado en el concurso de literatura de la universidad, me ofrece escribir una serie de haikus (que puliríamos en su casa) para darme el premio y dividírnoslo. Esto, sumando otras cosas que ya había visto o sabía o suponía, se me acuñó exacerbado. No lo miré con cara de nada pero corrí a responderle (a él, aunque era un pretexto) una carta larguísima donde acusaba la farsa del mundo artistil, su desmoralización, su idiotez egomaníaca y afán de lucro; concluí suscribiendo un desprecio deforme por todo lo que rodea al arte y mi convicción por apartarme de lo social, los talleres, las publicaciones, las lecturas, los encuentros y etcéteras.

4/9/11

Daniel Bencomo (Presencias reales: la poesía mexicana actual)



Revista Ping Pong: ¿Cuál fue tu primer contacto con la publicación: recitales, revistas, premios…?
Daniel Bencomo: Hace algunos años, en mi ciudad natal, San Luis Potosí, publiqué un poema en la revista underground de un amigo que se llamaba El Tonal Magazine; el poema no era nada maravilloso y colapsó junto a la revista, dejando a salvo la amistad entre nosotros.

2/9/11

Daniel Saldaña París (Presencias reales: la poesía mexicana actual)



Revista Ping Pong: ¿Cuál fue tu primer contacto con la publicación: recitales, revistas, premios…?
Daniel Saldaña París - Cuando tenía 16 o 17 años envié, tercamente, pues nadie me los había pedido, unos poemas a una revista cultural en Cuernavaca, Morelos. No debí haberlo hecho: eran malísimos. Me di cuenta al verlos publicados. Reincidí algunos años después, mientras vivía en Madrid, en otra revista. Al poco tiempo me parecieron también muy malos los poemas publicados, aunque quizás un poco menos malos que los primeros. Esa mínima diferencia me animó a seguir haciéndolo.

31/8/11

Manuel Becerra Salazar (Presencias reales: la poesía mexicana actual)



 Revista Ping Pong ¿Cuál fue tu primer contacto con la publicación: recitales, revistas, premios…?   
Manuel Becerra Salazar - Gané a los 13 años un premio de décimas literarias. Después vinieron un par de publicaciones en revistas locales y en algún suplemento del país. Cinco años más tarde salió mi primer libro.

29/8/11

Omar Pimienta (Presencias reales: la poesía mexicana actual)


Revista Ping Pong ¿Cuál fue tu primer contacto con la publicación: recitales, revistas, premios…?   
Omar Pimienta - Mi primer contacto con la publicación fue mi blog. Era el 2002 y en un taller de narrativa en el cual yo era el Nuevo me dijeron que porqué no me me autopublicaba en línea, que abriera mi blog y lo hice y tan tan. Publiqué y la gente dejaba comentarios y los amigos me regañaban por que era con la otra b o con la otra c y cosas como esas. Mi primer libro salió de ahí, Amaranta Caballero, poeta y editora, me ayudo a seleccionar algunos posts y a trabajarlos con rigor de poeta y gracias a ella los textos vieron el papel en un plaquette con un tiraje de 300 ejemplares que ella editó en 2004. Nunca terminaré de agradecérselo. Salidos los plaquetes leímos en algunos lugares de Tijuana, algunas veces para dos personas en la penumbra otras veces para más amigos y otras ya para un público intimidante de 10 gentes. Tijuana era demasiado moderna en esos días para creer en la poesía, pero sobrevivimos. Los premios llegaron por terquedad.

28/8/11

Yaxkin Melchy (Presencias reales: la poesía mexicana actual)



Revista Ping Pong - ¿Cuál fue tu primer contacto con la publicación: recitales, revistas, premios…?
Yaxkin Melchy- Yo asistía al taller que da el escritor cubano Félix Luis Viera, en el Centro Cultural José Martí del Distrito Federal, luego diseñé mi primer poemario en una página de autoedición online llamada la Tortillería editorial.

25/8/11

Raúl Bravo Aduna (Presencias reales: la poesía mexicana actual)



Revista Ping Pong ¿Cuál fue tu primer contacto con la publicación: recitales, revistas, premios…?
Raúl Bravo Aduna - Por desgracia, a mí no me consta que haya pasado el que, se supone, fue mi primer contacto con la publicación. Dice mi madre que escribí, a eso de los cuatro años, un cuento llamado “El cocodrilo chimuelo” que me publicaron en una suerte de revista estudiantil. A mí no me consta, porque no existe prueba de ello, sólo recuerdo que ese cuento me lo contaba mi padre antes de ir a dormir y que yo lo recontaba en cualquier oportunidad que tuviera; así que, quién sabe, puede ser que mi mamá me haya mentido (aunque a mí siempre me enseñaron que las mamás no mienten).
Unos quince años más tarde mi primer encuentro formal con la publicación fue por la vía académica, con un ponencia que se integró a las memorias del simposio en el que la presenté. Después llegaron revistas, suplementos, un par de antologías y, por supuesto, la internet.
En cuanto a premios, he tenido la fortuna de no haber ganado ninguno hasta la fecha. Sólo he participado en un concurso (me quedé con el tercer lugar) y no tengo la intención de comenzar a participar activamente en el futuro cercano.


22/8/11

Brenda Ríos (Presencias Reales:la poesía mexicana actual)




Revista Ping Pong - ¿Cuál fue tu primer contacto con la publicación: recitales, revistas, premios…?
Brenda Ríos - No recuerdo muy bien mi primera publicación como tal, todo sucedió después de la beca de la Fundación para las Letras Mexicanas... creo que fue en una revista que se llama Luvina, un texto muy breve, casi nada, era un ejercicio de ensayo, donde hablo de un foco. De poesía sucedió hace un par de años, en la revista Fractal, fueron los primeros en publicarme; luego Letralia y Los noveles, ambas revistas literarias electrónicas.